« ver todas las noticias

Fernando Cepeda: “Siempre me gustó torear muy despacio”

13/12/2013

Fernando Cepeda: Siempre me gustó torear muy despacio

El torero sevillano participó el Jueves en ‘Encuentros con…’ en la Sala Juan Ibáñez de la Plaza de Toros de Roquetas de Mar.

El matador de toros y apoderado Fernando Cepeda protagonizó el jueves la actividad ‘Encuentro con…’ que se llevó a cabo en la sala Juan Ibáñez de la Plaza de Toros de Roquetas de Mar. El acto estuvo presidido por el alcalde de Roquetas de Mar, Gabriel Amat y contó con el abogado Fausto Romero-Miura, gran amigo del diestro que fue el encargado de mantener una entrevista con Cepeda.

El matador de toros que decidió en 2006 su retirada de los ruedos, apuntó en Roquetas que “lo importante en la vida del torero es lo que deja a la afición”. El torero de Gines aseguraba que “siempre me he preocupado mucho por el aficionado, por la persona que me estaba viendo en la plaza. Había veces que estaba toreando y no estaba a gusto con lo que estaba haciendo, y a lo mejor a la gente le estaba gustando. Como no estaba saliendo la cosa como yo quería, me venía abajo”.

“El toreo me ha enseñado muchas cosas en mi vida. Te impone una disciplina, un sacrificio y un respecto hacia la gente. Valoras mucho más las cosas que te pasan. En la vida te marca mucho”, dijo Cepeda. El torero se mostró también muy optimista de cara al futuro de la fiesta. “Las cosas están muy difíciles, pero en todos los sectores. Hemos pasado de unos años de bonanza, donde se cometieron muchos excesos también en el mundo de los toros. Es cierto que hay menos festejos ahora que hace unos años donde se ganaba mucho dinero, pero el futuro de la fiesta está asegurado, haciendo las cosas bien”.

Cepeda confesó que “siempre me sentí muy a gusto toreando en Madrid, a pesar de la responsabilidad que ello conllevaba siempre. Manolo Chopera ha sido de los empresarios grandes, el mejor que yo he conocido. Chopera me vio a mí en una novillada en Francia y llevaba toreado muy poco y le dijo a mi apoderado que en cuanto quisiera me ponía en Madrid. Y así fue”.

“El toreo para mi es un arte, es el arte de entender a un toro y llevarlo a donde tu quieras. Para otros el arte es que el torero componga la figura y acompañe la embestida del toro. Para mi el toreo en general es un arte, pero cada uno lo entiende de una manera distinta”, dijo Cepeda. “Siempre me gustó torear muy despacio, quizás sea lo mas característico de mi trayectoria como torero”, subrayaba el diestro.

Cepeda que, reunió a un importante número de aficionados en la Sala Juan Ibáñez matizó, que “he aprendido mucho de otros toreros, cuando comenzaba me fijaba mucho en su técnica. Yo iba a los tentaderos, con la intención de torear, pero disfrutaba mucho viendo a los toreros haciendo las faenas de campo. A  mi el torero que más me ha gustado ha sido Paco Camino”.

También habló de Miguel Ángel Perera, del que aseguró “las cosas que le he visto hacer a Perera no se las he visto a hacer ni al mismísimo Paco Ojeda”. Cepeda dejó claro que “desde que me retire deje de soñar con la faena perfecta. Aunque la faena perfecta no la hubiera hecho nunca. Me acuerdo de faenas buenas, pero nunca llegó esa faena perfecta”.

Recordó Cepeda que cuando comenzaba de novillero su gran ilusión era hacer el paseillo en Sevilla. “Llegó ese día y cada vez me fui poniendo metas cada mas difícil. Al principio mi ilusión era torear en Sevilla porque era una cosa muy grande”. El diestro sevillano considera que “en unas cosas he hecho mas de lo que pensaba y en otras me he quedado corto”.

Cepeda concluyó afirmando que “nunca volveré a torear. El día que me retiré lo tuve muy claro. De hecho desde entonces ni he salido al ruedo ni he participado en festivales”.