Exposiciones Permanentes

El museo Taurino de Roquetas de Mar posee unos fondos propios que empiezan a aglutinar parte de la historia de la tauromaquia en nuestra ciudad. Unos fondos que repercuten en la calidad de un museo que crece a diario con la adquisición o cesión de obras de gran renombre, que ya son parte del patrimonio roquetero.

La colección de fotografía taurina de Baltasar Gálvez es un claro ejemplo de ésta, cada vez más numerosa, exposición permanente. A ello se suma las fotografías taurinas de Antonio Jesús García “El Che” que sirvieron para la edición del libro “El Coso de las Salinas”, realizado con instantáneas tomadas por este fotógrafo almeriense en el V Aniversario de la Plaza de Toros de Roquetas de Mar.

Si los fondos fotográficos son importantes, no menos lo son las pinturas y esculturas de relevantes artistas nacionales e internacionales que adornan y dan calidad al Museo. Pinturas de Carmen Pinteño, Juan Casado, Mamny Roca, Humberto parra, Enrique Pastor y Peter Böjthe están entre los “tesoros” culturales propios, a lo que hay que añadir las 3 joyas escultóricas de Santiago de Santiago. El magnífico escultor español dejó para la posteridad los 3 bustos de los toreros que inauguraron el 19 de julio de 2002 la Plaza de Toros de la ciudad. Julián López “El Juli”, Finito de Córdoba y Jesús de Almería fueron los elegidos para marcar, con pasos dorados, parte del patrimonio cultural de Roquetas de Mar en las manos de uno de los más grandes escultores de la actualidad mundial.